Un dato que toda mujer debería saber

Mujer con petalos de rosas en las piernas

El Cáncer Cervicouterino  suele ser mortal. Las estadísticas sobre este tipo de cáncer son aterradoras, el Cáncer Cervicouterino (también conocido como de cuello de útero o de cuello uterino) se puede prevenir y tratar, si se detecta a tiempo.

El cáncer cervical es más comúnmente causado por el VPH  (o virus del papiloma humano), que es altamente contagioso.

Este virus es una ITS (infecciones de transmisión sexual) y viene en muchos tipos, sólo algunos causan cáncer cervical.

Una infección por VPH (virus del papiloma humano) puede desaparecer por sí sola o causar un crecimiento anormal de las células que pueden conducir al cáncer cervical.

Las señales de cáncer cervical pueden no ser tan obvias o aparentes como el cáncer de mama, pero hay maneras de detectar las señales. Lo mejor es  ponerse en contacto con un ginecólogo de inmediato si notas algo:

  1. Secreción inusual

    Cuando el cáncer comienza a crecer en el interior del cuello del útero, las células de la pared del útero comienzan a deshacerse, lo que produce una secreción acuosa (Que tiene agua o abundante agua).

  2. Las verrugas o cadillos

    «La aparición de pequeñas verrugas (externa o interna) sirven como una alerta roja… de enfermedades como el VPH, que puede aumentar enormemente las posibilidades de cáncer de cuello uterino en las mujeres.»

  3. Dolor o sangrado

    El cáncer de cuello uterino crece en las paredes del (cuello uterino) que puede resecar e incluso romper las paredes, causando malestar y sangrado.

    También puede haber sangrado rectal o de vejiga. Cualquier sangrado fuera de tu período menstrual se debe investigar.

  4. Anemia

    Si tus hábitos alimenticios no han cambiado y aun así te sientes fatigada, o tu corazón se acelera después de un esfuerzo normal, puedes estar sufriendo síntomas de anemia.

    La anemia puede ser causada por sangrado anormal, que a menudo acompaña al cáncer cervical.

  5. Problemas urinarios

    Debido a la hinchazón del cuello del útero, la vejiga y los riñones se pueden comprimir, obstruyendo el paso de la orina. Como resultado, puede no ser capaz de vaciar completamente la vejiga, causando dolor y/o una infección del tracto urinario.

  6. Dolor constante en las piernas, las caderas o espalda

    Por la hinchazón del cuello del útero, los vasos sanguíneos también pueden ser comprimidos, por lo que se hace difícil que la sangre llega a la pelvis y piernas, causando dolor e hinchazón en piernas y los tobillos.

  7. Pérdida de peso

    La mayoría de las formas de cáncer disminuyen o incluso suprimen el apetito.

La inflamación del cérvix uterino puede comprimir el estómago, lo que resulta en disminución del apetito y pérdida de peso.

Ten en cuenta que estos síntomas no necesariamente significan cáncer de cuello uterino.

Sólo un médico puede hacer ese diagnóstico.

Los factores de riesgo de cáncer de cuello uterino más conocidos son:

  • Fumar o la inhalación de humo de segunda mano.
  • Tener múltiples parejas sexuales.
  • Tener relaciones sexuales sin protección.
  • Tener un débil sistema inmune.
  • Como una ITS (infecciones de trasmisión sexual) es la causa más común de cáncer de cuello uterino, es bueno estar al tanto de los signos y síntomas de VPH. (virus del papiloma humano).

    Además, los exámenes preventivos como una prueba de Papanicolaou pueden ayudar a detectar el cáncer de cuello de útero temprano.

    Estos exámenes preventivos (como una prueba de Papanicolaou) deben ser anuales

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *